Censura en la oposición

Por Claudio Fermín

Podría pensarse que ha operado cierto mimetismo que llevó a dirigentes de oposición a actuar conforme a procedimientos propios de dirigentes del PSUV a quienes denominan jefes del régimen. O sostener que ese autoritarismo era la conducta de los cogollos partidistas antes de la llegada de Chávez al poder y que influyó en ese cambio político.

Mucho criticaron los partidos que ahora conviven en la llamada mesa de la unidad la pretensión chavista militarista de instaurar un partido único. Esgrimieron en contra de ese absurdo la defensa de la libertad de expresión, la necesidad de convivir en la diversidad y el obligado respeto a los criterios de cada quien en aras de una sociedad abierta y tolerante.

Hasta del seno del autodenominado polo patriótico se rebelaron quienes no están dispuestos a dejarse montar la pata por una cuerdita que al final les ordenaría qué decir, cómo pensar y de qué manera conducirse en temas económicos y políticos.

Tanta gritería en contra del totalitarismo y de la dictadura ha dejado afónicos a unos cuantos fanáticos de la mesa, hasta el punto de hablar ahora con voz gobiernera. Sostienen que la oposición debe tener una sola manera de pensar, que quien ose expresar sus pareceres es un atrevido individualista que sólo tiene intereses personales y que debe ser despreciado por el colectivo.

Ese marco teórico lo han llevado a los arreglos que han hecho para imponer candidaturas a la Asamblea Nacional de sus socios electorales. Con astucia comunicacional, con apoyo mediático y con la sumisión de unos cuantos desprevenidos, usan el descontento general para encumbrar a incondicionales que poco o nada han hecho en obsequio de las regiones que pretenden representar.

Aspiran que a juro los opositores a este desgobierno votemos por aspirantes que ni conocen los estados o circuitos por los que están siendo impuestos. Mientras los ciudadanos queremos diputados que representen nuestras regiones, los autoritarios quieren mansos y dóciles que se sometan a sus cogollos. Todo en nombre de la unidad.

En rechazo a esa desviación ajena a la Democracia, llamo a votar por los auténticos líderes de los estados y por quienes están de candidatos producto de consultas a las comunidades y no por imposición de las élites.

Anuncios

Acerca de Johan Rodríguez Perozo

Periodista egresado de la Escuela de Periodismo de la Universidad Central de Venezuela y Consultor Político egresado de la Universidad Pontificia de Salamanca.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s