Liderazgos personalistas y atraso político

En contraste con las democracias civilizadas del mundo, Latinoamérica estaría entrando en una onda de postración y atraso político, como consecuencia del crecimiento de los liderazgos personalistas.

Johan Rodríguez Perozo (*)

En su oportunidad, José Luis Rodríguez Zapatero, ex Presidente del gobierno español, ya hacia el final del ciclo de su mandato, tomó algunas decisiones que llaman a a formular algunas reflexiones puntuales. Agotada como evidentemente se mostró su gestión de gobierno, optó por la salida menos traumática: el adelanto de las elecciones generales. El marco constitucional español ofrece tal salida práctica a los mandatarios, cuando políticamente no queda nada por hacer. Dirían algunos entendidos en la materia, es una manera clásica de “huir hacia adelante”, vista la imposibilidad de enderezar el camino en la gestión de gobierno que se lleva a cabo.

La decisión tomada por Rodríguez Zapatero marcó la nueva realidad española. Pero sin duda alguna, la misma reafirmó en el plano institucional el hecho democrático. El revés electoral sufrido por el partido gobernante apenas sesenta días antes  aproximadamente, como consecuencia de la consulta electoral municipal, provocó una nueva dinámica política. La situación de crisis económica y social de entonces, se expresó claramente en el contexto político. Es así como la presión ciudadana, manifestada en votos, exigió de manera contundente un cambio de rumbo de la realidad española de entonces. La conjunción de las decisiones y estrategias políticas a desarrollar por las principales organizaciones partidistas del stablishment español, junto a la observación y participación activa de los ciudadanos, dieron su veredicto en el momento final de la convocatoria a elecciones.

Contrario a gestos de esta naturaleza, los cuales constituyen una muestra de civilidad y racionalidad política del sistema imperante en regiones como Europa, en el trópico latino, a los gobernantes de los países que lo conforman, les ha dado por intentar prolongar sus mandatos más allá de lo normal. Como consecuencia de tales desviaciones, se han originado nefastas distorsiones en el entramado institucional, político, económico y social, trayendo consigo la sumisión de los pueblos en el más espantoso atraso.

Con el régimen cubano a la cabeza, seguido estrechamente en esta viciosa práctica política por los instaurados en Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Ecuador, es posible completar el cuadro de análisis comparativo sobre el tema. Una somera revisión de la realidad política e institucional de estos países, permite demostrar, que el continuismo como base de sustentación en la permanencia en el poder, surge como variable a considerar de manera privilegiada, en la determinación de la calidad del proceso político en la región. En buena medida, esta posición consigue el sustento principal, en la demagógica oclocracia que sirve de justificación al personalismo autoritario que le caracteriza.

El caso venezolano cobra mayor preponderancia y notoriedad, en el marco del señalamiento antes expresado. La indebida intención de hacer del régimen gobernante, la expresión permanente del uso del poder, raya no sólo en lo inédito sino además en una suerte de sainette protagonizado por personas sin ninguna clase de escrúpulos en cuanto al manejo del poder se refiere. La clase política latinoamericana, con profundas convicciones democráticas, tiene ante sí uno de los retos más formidables de los últimos tiempos. A diferencia de las décadas de los cincuenta y buena parte de los sesenta, surgen regímenes con careta democrática pero que, al igual que las antiguas dictaduras militares, pretenden el usufructo del poder sólo para satisfacer sentimientos megalómanos de grupos e individualidades.

(*) @johanperozo

Anuncios

Acerca de Johan Rodríguez Perozo

Periodista egresado de la Escuela de Periodismo de la Universidad Central de Venezuela y Consultor Político egresado de la Universidad Pontificia de Salamanca.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s